¿Dolor Social?


Hasta hace poco hubiese creido que el dolor que uno puede experimentar por darse un golpe (dolor físico) y el dolor que produce una conducta como el rechazo (dolor social), eran radicalmente diferentes, sin embargo, pueden depender de los mismos mecanismos conductuales y neurales que registran sus efectos, al punto de que estos procesos se solapan!.

El Acetaminofén, es un supresor del dolor físico que actúa a través de los mecanismos neurales centrales, también puede reducir respuestas neurales y conductuales al rechazo social, según un estudio publicado ya hace mas de 5 años (Acetaminophen reduces social pain: behavioral and neural evidence)

En dos experimentos los participantes tomaron Acetaminofén o un placebo diariamente por 3 semanas.
La primera prueba se basó en la elaboración de reportes diarios del nivel de dolor social.
Y la segunda prueba, (bastante mas contundente) fue la utilización de Imagenes por resonancia magnética funcional para medir la actividad cerebral de los participantes.

Si, es un meme… por eso se hace familiar.

Los investigadores encontraron que el Acetaminofén redujo la respuesta neural al rechazo social en partes del cerebro previamente asociadas al sufrimiento causado por el dolor social y el componente afectivo del dolor físico (Cortex del cíngulo anterior dorsal anterior).

Para mí la moraleja esta en atender el dolor social con la misma preocupación y cuidado con que tratamos el dolor físico tanto en nosotros como en quienes nos rodean.

Espero sus comentarios!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *